El sentimiento de la mujer choca con la razón y con el hombre

| | |
Sin olvidar que cada persona tiene sus propias y características orientaciones del carácter hemos de comprender que generalmente las mujeres están más vinculadas al sentimiento que los hombres y que este aspecto resulta clave en su forma de relacionarse con el mundo.
En principio cabría considerar este aspecto como una capacidad positiva ya que la razón desprovista de sentimiento y empatía se convierte en una máquina asesina (“El sueño de la razón produce monstruos”, Goya). Pero también hay que comprender que esta orientación tiene su propia especifidad y, a causa de ello, puede rebasar con facilidad sus propios límites. Lo característico del sentimiento es que por sí solo puede llenar por completo a la persona. Es decir, que fácilmente basta con sentir para justificar algo ante la persona que lo siente, pero sentir algo no justifica de por sí que lo que se sienta tenga plena validez. Por algo ha habido a lo largo de la historia del pensamiento un tenaz esfuerzo para distinguir las pasiones (fundamentalmente las adecuadas de las inadecuadas). Tampoco hay que olvidar que el ser humano se guía por necesidades antes que guiarse por ideas. Es más, las ideas suelen ser producto de las necesidades y no a la inversa.
Si únicamente con sentir algo esto puede fácilmente quedar validado habrá que concluir que, a poco que se desborde esta capacidad, puede oprimir a las demás. Es decir, si se siente algo intensamente la vida de la persona sujeta a esto no necesitará ejercitar la razón en demasía porque su vida ya tiene significado. El pensamiento suele partir (a menos a grandes rasgos) del lado contrario, de la carencia. Recordemos la famosa frase de Hölderlin que puede ejemplificar también lo dicho: “El hombre es un dios cuando sueña y un mendigo cuando piensa.”. Así pues sentir excesivamente puede significar un impedimento para el uso más apropiado de la razón y, por lo tanto, para dirigirse en la vida. En términos similares Platón, pese a estar dotado de talento literario, decidió marginarlo en beneficio de conseguir que la razón tuviese una visión más clara.
Así pues, haciendo interactuar las dos premisas anteriores (1-La mujer tiende a desarrollar más el sentimiento que el hombre 2- Sentir, además de una ayuda, puede significar un impedimento para otras capacidades) podremos comprender que desde este lado en la mujer resulta más fácil el conflicto.
Pero si la emoción puede confundir a la persona al invadir otros campos también necesarios para el propio desarrollo humano el problema se agrava una vez que interactúa con quién no se rige por el sentimiento. ¿Qué se puede esperar de dos personas si una se rige por el sentimiento y la otra por la razón? ¿Sólo es posible un diálogo paralelo en el que apenas haya interconexión?. Si una persona dice “me gusta eso” la otra puede decir “no es válido, no es racionalmente posible una consideración semejante”.
Históricamente hablando si la mujer ha demostrado más aptitudes para lo relacionado con el sentimiento el hombre ha parecido mostrar más en el campo de la razón. Aunque esto puede permitir a cada una de las partes beneficiarse de las capacidades de las de la otra también habrá que comprender que, en última instancia, no es posible un completo entendimiento porque cada uno se mueve por distintos planos. Quizás alguien que se mueva dentro de la razón pueda llegar a comunicarse completamente con otra persona que mantenga un diálogo racional, después de todo se usa el mismo “idioma”. Pero… ¿no resulta imposible la completa comunicación si los “idiomas” son distintos?. Parece que la mejor de las esperanzas se puede quedar en la conocida relación entre verdad y belleza. Si lo verdadero es bello y lo bello es verdadero cabría la posibilidad de que dos formas de percibir y comprender, atinasen en un mismo punto aunque fuese por caminos distintos. En cualquier caso una coincidencia de intereses y un intercambio fugaz.

18 comentarios:

emejota :
27 de mayo de 2010, 19:10

Uff, en terminos generales podría ser aceptable, pero existen tantas excepciones, y luego tenemos el desarrollo personal en el espacio-tiempo. Conozco seres emocionales que se secaron y secos que han sido regados y han dado fruto. Prefiero trascender las características del sex0, como el tiempo me ha trascendido a mi, y considerar únicamente el corazón de las personas, y te aseguro que existen todo tipo de bichejos por esta viña. Un abrazo.

bLuEs :
30 de mayo de 2010, 0:27

Sí. Desde luego sólo intentaba describir una tendencia. Por supuesto no todo el mundo cae exactamente en los mismos patrones.

Un abrazo.

Abdel Monaim :
28 de junio de 2010, 2:27

Un serie de bolgs de enorme calidad expresiva y informativa, en un modle racional muy pragmático. Como jóven de 17 años, inmigrante, de tendencia oriental aprecio muchisimo sus artículos. A partir de hoy, intentaré seguir su blog con frecuencia.

Saludos!!

emiaj_zemog@hotmail.com :
28 de julio de 2010, 22:13

Me identifica, claramente pienso lo mismo, es como si me estuviera leyendo (por el contenido y no por el estilo de ensayo). Pienso que verdad y belleza estan conjugadas en la poesía, y ademas, no podemos desligarnos de esos dos polos... por ejemplo, encontramos satisfacción (pasión) cuando resolvemos (descubrimos)un problema de matemáticas, he apreciado como bello y po-ético el texto científico "la historia del tiempo" de s. hawking. Para mí, hay mas poesía que ciencia en la palabra "agujero negro" porque la cosa en sí misma es fascinante. Lo que quiero decir es que sils ideas son producto de las necesidades", la razón es producto de la sensación (y la sensación de la razón, es dialectica), y por eso mismo, no puedo producir una idea que no SIENTA como cierta, porque por mas racionales que seamos los hombres, nunca dejaremos de sentir -ni las mujeres de pensar.(aunque hay una clara tendencia de género)

Carol Bret :
13 de agosto de 2010, 17:09

Hola, Blues.
Creo que la identificación que realizas entre la mujer y el sentimiento por un lado y el hombre y la razón por el otro, no me convence (y no porque no me guste).
Sí es cierto que, por regla general, en las pequeñas cuestiones cotidianas, el género femenino suele mostrarse más emotivo, o expresar más sus sentimientos, lo cual no significa que sienta más. El género masculino, supongo que por cuestiones culturales, ha tendido, a lo largo de la historia, a ser más comedido en la expresión de sus emociones (y esto habría que matizarlo mucho también). Pero, ¿realmente eso significa que sienta menos y piense más?
Los sentimientos, creo yo, pueden ser de dos tipos (o más, seguramente): los que proceden de instintos y los que han sido elaborados y construidos socialmente. Estos últimos predominan en las mujeres, al igual que los primeros en los hombres. Hay emociones que ningún animal puede experimentar; emociones que han nacido de ideas y pensamientos muy elaborados. Estos sentimientos aprendidos son los que predominan en el género femenino. Entonces, ¿será el hombre menos racional, más primitivo? Personalmente, y volviendo a generalizar, opino que así es.
Y a ver ahora cómo nos ponemos de acuerdo...
Salud.

blues :
13 de agosto de 2010, 19:15

Bueno, yo pretendo describir tendencias. Desde luego no quiere decir que todos los miembros de cada grupo estén exactamente en la misma posición.

Es cierto que la cultura crea patrones y obliga a unas tendencias, pero en este punto habría que preguntarse lo de si va antes el huevo o la gallina ya que muchas veces las asimilaciones y tendencias son adaptaciones. En el caso de los sentimientos creo que las mujeres tienen más capacidad para ellos (uno de los motivos fundamentales está en que la sexualidad es clave para la formación del carácter de cada individuo). Esta capacidad es algo que, por ejemplo, les permite empatizar con los demás. Cosa también muy importante, después de todo una persona que no sienta afectivamente nada por los demás estará cerca o directamente será un psicótico.

De todas formas no hace falta llegar necesariamente a acuerdos (aunque es verdad que sería lo ideal). Las diferencias son también enriquecedoras.

Saludos

legionchaos :
14 de agosto de 2010, 19:43

Yo digo que este texto lo escribiò un amargo de la argentina

blues :
14 de agosto de 2010, 19:48

Lo siento, compañero mexicano. Soy español.

Vanity :
22 de agosto de 2010, 14:41

¿Es el sentir realmente tan importante en la sociedad en la que vivimos? ¿No es precisamente su exaltación lo que denota su falta de ello y su sumisión a la economía de mercado? Interesante reflexión, muy buen blog. Justamente he leído acerca de este tema en €rO$, libro de ensayo de Fernández Porta, de ahí mis cuestiones...

Saludos,

VD

Anónimo :
15 de septiembre de 2010, 11:41

Hola Blues. Mientras leía este artículo me ha venido a la cabeza una primera pregunta: ¿Qué es un "sentimiento"? Los psiquiatras dicen que los sentimientos son producciones del cerebro posteriores a los pensamientos, algo así como una evolución de éstos. Si esto es así, podríamos considerar los sentimientos algo así como "pensamientos más elaborados", o complejos... Teniendo en cuenta, como apuntas, los factores culturales que influyen en la psique de cada individuo, junto con los instintos derivados de la necesidad de adaptación, yo me preguntaría qué pasaría si no existieran los sentimientos. Al leer el artículo mi fotografía mental es la de un hombre razonando mediante argumentos lógicamente válidos y una mujer que grita frases inconexas como respuesta. Y no me ofende, para nada, porque entiendo el sentido descriptivo de las tendencias. Sólo me pregunto si, el hecho de que, cultural, histórica o evolutivamente hablando, las mujeres seamos más propensas al "sentimentalismo" tiene algún sentido en lo que se refiere a nuestra evolución como especie. Y si el "éxito" que el ser humano ha tenido puede en alguna medida deberse a estas particularidades. Porque no me parece entender que identifiques "sentimentalismo" con "debilidad" (sobre todo teniendo en cuenta la variedad de sentimientos de los que podríamos hablar, no todos ellos relativos a lo amoroso o similares).

Perdona por el ladrillo y por la mezcla de temas tan al tun-tun.

Artículo y blog muy buenos :)

ahaze

blues :
22 de septiembre de 2010, 21:17

Hola:

Bueno, dentro de la psiquiatría (al igual que dentro de la psicología) hay varias corrientes. No existe un "todo" uniforme que esté por una supuesta ciencia objetiva.

Yo creo que no se puede hacer una distinción radical, aunque sí una diferenciación, entre sentimiento y pensamiento. De hecho la forma de pensar de cada persona procede de su forma de percibir-sentir el mundo. En este sentido sería el sentimiento el que precedería al pensamiento.

Por supuesto una persona (hombre o mujer) que carezca (como dices tú) o tenga anulados sus sentimientos no puede llegar a otras conclusiones que no sean disparates. Los razonamientos no funcionan con completa independencia de nuestra condición humana.

En cuanto al sentimentalismo podría decirse que las mujeres, al ser más proclives a la efusividad y a la vehemencia, son también víctimas más fáciles de este vicio del que tampoco están libres los hombres. Pero de igual forma podría hablarse de la insensibilidad masculina, que conecta con lo que decía en el párrafo anterior. Un vicio opuesto, pero un vicio más después de todo.

Por aclarar lo que entiendo como sentimentalismo diría que es fundamentalmente la disociación. Es decir la falta de vinculación entre la realidad y las emociones. Si voy al cine y lloro toda la película (incluso con escenas que no dan pie a ello) seré víctima del sentimentalismo porque mi reacción no tiene que ver con lo que estoy percibiendo. Simplemente estoy usando mi posición en la butaca del cine para dejar aflorar sentimientos que, quizás, no tienen otro modo de salir a la luz.

Y de ladrillo nada. Muy agradecido por el comentario, por la visita y por los elogios (aunque no tengo muy claro que sean merecidos).

Un saludo y hasta otra.

Anónimo :
27 de septiembre de 2010, 12:37

Gracias por tu respuesta :)

No sé, pero creo que la forma de percibir el mundo es a través de sensaciones, no de sentimientos. El proceso sería sensación ---> pensamiento ---> sentimiento.

Por otra parte, al hablar de sentimientos, no enfoco directamente a los que somos, según dices, más propensas las mujeres. Los sentimientos de odio, envidia, etc., son quizá motores tan fuertes como la propia razón. No tengo ni idea.

Lo que sí que creo es que el "sentimentalismo" tiene su razón de ser en el contexto de la evolución. Si yo fuera darwinista diría que la evolución ha premiado el desarrollo de las facetas aparentemente menos racionales y no al contrario, al menos en nuestra especie. No olvidemos que creemos que son sentimientos los que nos hacen proteger a nuestros hijos por encima de todo (con las consecuencias que esto tiene sobre la supervivencia del grupo, de los organismos o la replicación de genes, como se quiera ver).


ahaze

blues :
30 de septiembre de 2010, 20:44

Sí, es un camino y seguramente el principal. Pero fíjate que una persona puede sentir sin necesidad de estar comunicada con el exterior. También en este caso los sentimientos condicionarían los pensamientos.

Yo suelo decir que las personas funcionamos por necesidades y no por ideas. Esto valdría incluso para los grupos en los que se supone que se trabaja únicamente con los razonamientos. Por ejemplo, es relativamente fácil adivinar las dos o tres ideas subyacentes a todo pensamiento de los filósofos reconocidos. Ahí ya hay una pista para comprender que la motivación parte de una necesidad vital. Otro detalle que lo delata es el que todos los sistemas filosóficos traicionen a su diosa, la razón. Pero aunque todos tengan partes irracionales el mérito existe igual, precisamente porque son fruto de la necesidad. Husserl estaba perseguido por la necesidad de certeza, elaboró un complejo sistema filosófico que no consiguió resolver esta duda de forma racional pero el mérito de su sistema sigue estando ahí.

En cuanto a la evolución a mí me gustan las tendencias contemporáneas que tienden a verla como una "chapuza". Después de todo en esta época lo que prima es la deconstrucción. La bipedestación es un desastre para la espalda, somos el único animal que se ahoga porque habla por el lugar que come, etc... Las viejas ideas de naturaleza como armonía van dejando paso a la completa chapuza. No es de extrañar que Walter Benjamin también percibiese la historia como un desastre. Con todo esto quiero decir que adoptar el criterio de "evolución" como algo desde lo que se pueda valorar lo demás puede ser arriesgado. En el caso del ser humano la parte de los sentimientos viene ligada a su condición de mamífero. En cuanto a esto los sentimientos sí que se harían necesarios para el funcionamiento de la especie.

Un saludo.

Anónimo :
6 de octubre de 2010, 2:46

Hola a todos! deseando lo mejor para cada uno de los lectores de esta seccion; solo escribo para remarcar o comentar este punto de vista, y antes que nada somos seres pensantes y analistas se supone superior a cualquier especie sobre este mundo, se choca el sentimeento de la mujer con el hombre razonable porque... y sin temor a ofender a nadie de antemano; que cuando dos seres se relacionan es sabido que son ya solo uno pero si se unen o tratan de unir dos cabezas para pensar los dos o para sentir los dos se convierte en un monstruo como lo describe la mitologia. y pienso que debe de haber solo una cabeza y un solo sentimiento; que siempre esten unidos por la comunicacion ya que como en el cuerpo fisico existen sustancias o corrientes electricas para comunicar todo al cuerpo por medio del cerebro a debiera ser la relacion de dos, siempre de la forma mas optima, sin olvidar la honestidad y humuldad de lo que cada uno es con respeto mutuo sin que nadie salga dañado, porque cuando no se esta a favor de lo que se une se esta en contra. Recordemos que ante la justicia somos individuos con iguales derechos y responsabilidades. Saludos.

Amanita Muscaria :
29 de diciembre de 2010, 18:56

Wooow! antes que nada quisiera pedir disculpas si mi comentario no se ajusta al nivel intelectual logrado tanto en preguntas como en respuestas anteriores, pero me valgo del esfuerzo...

Respetando la aclaratoria que Blues hace al describir una tendencia mi argumento parte de la intención de complementar más que de discrepar; en este sentido la relación sentimiento-mujer me parece fundamentalmente una construcción social y agrego además, que se encuentra reforzada principalmente por los propietarios de la razón (hombres) y no como lo entendí del escrito, que el sentimiento se valida solo por existir o sentirlo. Sin ánimos de caer en el maniqueísmo huevo-gallina, si las mujeres son seres irracionales es producto de la legitimación (o en palabras de Blues, la validación) del sentimiento por parte del hombre, es una opinión muy personal y no quisera hacer Ley de esto, pero es lo que evidencio en la cotidianidad y en el peor de los casaos, es ésta la que da cuenta de la realidad social.

A mi entender, ¿cómo puede haber conflicto entre hombres y mujeres (referido al sentimiento y la razón) si ésta es precisamente la expresión de una dinámica construida a lo largo de generaciones?... en criterios de seleción natural, aparentemente funciona. A lo anterior le sumamos que esta dinámica pareciese ser transparente para quienes la expermimentan... dudo particularmente, que el hombre razone conscientemente (si tal cosa existe)sobre el huracán emocional de su amada (o quien quiera que sea) y por ende dudo aún más que intente negociar a través de la razón una conducta que sea más favorable en la relación, por el contrario refuerza positivamente "amando" (o que se yo que) lo que tanto critica.

No quiero terminar sin reconocer el esfuerzo y talento de blues al exponer un tema que pareciese evidente y gastado, pero que en sus palabras resulta infinitamente interesante. Muchas gracias por compartirlo

blues :
16 de enero de 2011, 0:40

Amanita.

En cuanto a lo de la razón como construcción social pues sería cosa de pensar si es primero el huevo o la gallina. Por supuesto que desde hace milenios vivimos en sociedades machistas en las que las mujeres quedan arrinconadas. Pero también es cierto que para pensar no hace falta nada más que una cabeza y ganas de hacerlo. Esto creo que quedó bastante claro en el artículo en el que describí la casi completa ausencia de mujeres filósofas en la historia. Así que, no es sólo que el hombre haya buscado tener la exclusividad en el ámbito de la razón, es que la mujer tampoco ha puesto demasiado empeño por hacerse un sitio.

Mi idea tampoco es presentar a las mujeres como seres irracionales. Lo que las carateriza es que la primacía la tienen en el sentimiento, no en el razonamiento. Por supuesto que pueden razonar pero, si al mismo tiempo, están sometidas intensamente a cualquier tipo de emoción.... ahí se arruinó cualquier discernimiento.

El conflicto viene dado porque los lenguajes son distintos. Cosa que forzosamente obliga a la incomprensión.

Gracias por el comentario y, por supuesto, no hay nada por lo que disculparse.

Saludos.

Anónimo :
19 de marzo de 2012, 3:58

Es interesante que hayas generado una serie de opiniones tan elaboradas,bellas y racionales algunas y, aparentemente, los mejores son de mujeres, sin ser misandría.
El pensamiento no es exclusivo de un sexo y la pasión no es más racional en los hombres. De ser así ¿por qué existen más asesinos hombres que mujeres? ¿por qué la violencia está más asociada al hombre que a la mujer? ¿es ser más racional el ser violento o tener más características masculinas que femeninas? Hoy se habla de al menos nueve tipos de inteligencia. Si bien es verdad que existen patrónes sociales que han evolucionado tanto al cerebro humano dejando su parte más primitiva para convertirse en la sofisticación de una incompleta teoría, por ejemplo, sobre inteligencia emocional, también es cierto que la racionalidad, aun en los sentimientos, no excluye a las mujeres y quizá nos haga más vengativas en algunos casos o más generosas en otros. Tu artículo, sin ser una completa mentira, es poco racional, fundamentado y veráz.

Anónimo :
30 de marzo de 2012, 20:20

woooo esto es mui Lindo & me sirvio para mi tarea C:

Publicar un comentario

Tu opinión es importante y siempre será bien recibida. Exprésala con el asentimiento o disentimiento que quieras dentro de los márgenes del respeto.